Agenda

"Eventos singulares"

Agenda

Haz click en el mapa y descubre las zonas

En Cáceres existe una gran oferta de eventos, actividades y experiencias para todos los públicos. Sigue de cerca nuestro calendario de actividades durante todo el año.

La Encamisá

La Encamisá

Sábado, 7 Diciembre, 2019
Procesión celebrada en Torrejoncillo en honor a la Virgen de la Inmaculada, la cual, va acompañada de jinetes cubiertos con sábanas blancas adornadas, a los que se les da el nombre de “encamisaos”. Origen La leyenda, más que teoría, que ha cobrado más fuerza sobre el origen de esta fiesta se remonta a la Batalla de Pavía, en la que el Capitán Ávalos, de origen torrejoncillano, camufló a sus hombres con sábanas blancas para hacerlos invisibles en un paisaje nevado y así vencer al enemigo. De regreso a su pueblo, dicen que comenzó a interpretarse esta hazaña bélica, que adquirió carácter religioso al afirmarse que fue la Virgen quien les ayudó en esta victoria. Desarrollo En la mañana del domingo anterior al día de la fiesta se da el pregón. El día de la Encamisá, el estandarte de la Inmaculada Concepción sale de la iglesia y recorre las calles de la localidad acompañado por jinetes armados que visten con sábanas blancas, adornadas de estrellas y con la imagen de la Virgen bordada. Durante el recorrido el resto de la población espera a la comitiva en diferentes lugares. En cada encuentro los jinetes lanzan salvas de escopeta en honor a la Purísima, mientras el pueblo la vitorea con piropos. Aguardientes, licores y dulces como los coquillos de miel, típicos en Torrejoncillo, son degustados por todos los asistentes, vecinos y visitantes. Momentos más interesantes - Centenares de jinetes cubiertos con sábanas blancas acuden a casa del mayordomo para recibir el farol que deben portar para iluminar el recorrido de la procesión y con el que se irá limpiando la localidad. - Más de 300 jinetes se agolpan ante la iglesia de San Andrés para recibir a la Inmaculada y acompañarla en procesión.

AltAltAlt

Los Escobazos

Los Escobazos

Sábado, 7 Diciembre, 2019
Manifestación popular celebrada en Jarandilla de la Vera, donde se mezclan ritos y costumbres de raíces religiosas y paganas, que emplea las retamas de escobas para elaborar antorchas, llamadas popularmente “Ecobones”, con las que se golpean unos a otros y después utilizan para iluminar el estandarte de la Virgen de la Inmaculada Concepción durante su procesión. Origen esta festividad tiene su origen en el siglo VII, cuando los cabreros bajaban desde la sierra a sus casas para celebrar con sus familiares la fiesta de la Inmaculada. Comenzaban su caminar de madrugada y sufrían continuos percances debido a la falta de iluminación. En la comarca de La Vera abundan las retamas de escoba, conocidas en la zona con el nombre de “Escoberas”, que arden con facilidad. Con ellas se fabricaban laboriosas antorchas para iluminar su camino y, cuando los pastores se encontraban, era costumbre intercambiar golpes con los “escobones” a modo de saludo. Desarrollo el 7 de diciembre, víspera de la Inmaculada Concepción, los jarandillanos comienzan a salir de sus casas sobre las siete de la tarde. Es entonces cuando comienza la fiesta. En el deambular por las calles, los vecinos intercambian “Escobazos” entre risas, canciones populares e himnos de la Virgen de la Concepción. El momento cumbre de la noche tiene lugar cuando se inicia la procesión que acompaña al estandarte de la Inmaculada Concepción, que es portado por un jinete. Los vecinos, a pie o a caballo, iluminan con sus escobas encendidas la imagen de la Virgen por las calles de Jarandilla de la Vera, entre cánticos de alabanzas. La fiesta continúa durante toda la madrugada. Entre hogueras, junto a familiares y grupos de amigos, se degustan los vinos de pitarra y demás productos típicos de la zona. Momentos más interesantes - Saludo de los congregados en la Plaza Mayor con los escobones encendidos. - Procesión que acompaña al Estandarte de la Virgen, portado por un jinete.

AltAltAlt

Jarramplas

Jarramplas

Domingo, 19 Enero, 2020
Personaje disfrazado de demonio danzante en la localidad de Piornal, que viste un traje multicolor confeccionado con multitud de cintas, y que cubre su cabeza con una diabólica máscara. Origen Jarramplas pudo ser un guerrero cristiano repudiado al pasarse a las tropas árabes en época de la dominación musulmana. Otros opinan que fue un mártir al que los judíos mataron por no renegar del cristianismo. En todas las interpretaciones populares, el triunfo del bien sobre el mal es una cuestión constante. Desarrollo Durante los días de la celebración, Jarramplas recorre las calles de Piornal tocando el tamboril, golpeado por las “cachiporras”. Mientras, los vecinos como castigo lanzan contra su cuerpo una lluvia de nabos. Esta peculiar forma de hacer justicia ha hecho necesario, en los últimos años, que la persona encargada de representar al Jarramplas, lleve bajo el traje una malla de fibra de vidrio para amortiguar los golpes. La fiesta continuará mientras el Jarramplas resista. Cuanto más tiempo permanezca el Jarramplas en las calles, mayor será el orgullo de la persona encargada de representarlo. Momentos más interesantes - Las “Salidas” del Jarramplas. - Las “Alborás”: cantos populares que se realizan durante el recorrido del Jarramplas. - Misa Mayor y procesión de San Sebastián.

AltAltAlt

Las Carantoñas

Las Carantoñas

Domingo, 19 Enero, 2020
“Carantoña” es sinónimo de carantamaula, máscara de aspecto horrible y feo. Las Carantoñas de Acehúche son hombres disfrazados con pieles sin curtir, de oveja o cabra y que cubren sus rostros con una máscara, también de piel, de la que cuelgan piminetos, orejas de animales, colmillos, etc. que les dan un aspecto realmente siniestro. En su mano llevan un ramo seco de acebuche u olivo silvestre, aunque antiguamente portaban una vara seca con muchas puntas, llamada “tárama”. Generalmente el disfrazarse de Carantoña responde a una promesa hecha a San Sebastián. Origen El origen de esta peculiar fiesta lo encontramos en la leyenda de San Sebastián, soldado romano que fue juzgado y condenado a muerte por no renegar de su fe cristiana. Se cree que hace muchos años sobrevino por los pueblos vecinos de Acehúche una gran epidemia de peste. Los habitantes del pueblo se encomendaron a San Sebastián para que ésta no les afectara. La enfermedad no se extendió por la localidad y desde ese momento decidieron celebrar una fiesta en honor al santo. La opinión popular dice que representa el Martirio de San Sebastián, que murió asaeteado, siendo su cuerpo arrojado en un lodazal, donde las fieras del bosque, en lugar de devorarlo, lo respetaron por su condición de santo. Desarrollo La fiesta de San Sebastián comienza la víspera, el diecinueve. Este día por la mañana el mayordomo y sus familiares se encargan de recoger romero en las proximidades de la localidad. De vuelta al pueblo son recibidos con gran bullicio por todos los vecinos, con repiques de campanas y cohetes. Por la tarde, los jóvenes y los niños se encargan de ir a buscar al tamborilero, pieza clave en la fiesta, al lugar conocido como “Gorrón Blanco”. Este personaje ataviado con tambor y flauta, recorre la localidad durante los tres días de la fiesta, animando con su música y su presencia. Al amanecer del día veinte tiene lugar la “Alborá”. El tamborilero recorre las calles despertando a quienes se disfrazarán de Carantoñas y al resto de los vecinos, para todos juntos dirigirse a las casas de los mayordomos, donde serán invitados a unas migas con café. Seguidamente quienes van a representar a las carantoñas se vuelven a sus casas para comenzar el laborioso ritual de su vestimenta. Mientras tanto, los mayordomaos reparten el romero recogido, “regar el romero”, por las calles que recorrerá la procesión. Momentos más interesantes - “Las Alborás”: música del tamboril y flauta que despierta a las Carantoñas y que anuncia la llegada del gran día. - Santa Misa y procesión de San Sebastián. - “La Loa”: alabanza al santo.

AltAltAlt