¿Sabes dónde estamos?

Seguro que has oído hablar muchas veces de esta hermosa comarca del norte de Cáceres, limítrofe con la Sierra de Gata y con Tierras de Granadilla. Al tratarse de una zona montañosa, de relieves escarpados y poca fertilidad de su tierra,  ha  dado  lugar  desde antiguo a todo tipo de leyendas y mitos.

Valles, bosques, ríos y saltos de agua forman el impresionante paisaje hurdano. Puedes bañarte en alguna de las piscinas naturales, como la de Pinofranqueado, Caminomorisco, Ovejuela, Riomalo de Abajo o Las Mestas.

En esta comarca también tienes la posibilidad de realizar senderismo por alguno de los caminos señalizados, como la Ruta de Alfonso XIII, que sigue el trayecto que realizó el monarca por estas tierras. Hace muchos años, el cineasta Buñuel  rodó  un reportaje sobre este recorrido y dio a conocer de Las Hurdes solo aspectos negativos, y por este motivo durante mucho tiempo se conoció la comarca por la Leyenda Negra de Las Hurdes. La imagen que mostró de la zona no era  verídica pues muchas escenas estaban trucadas o preparadas, además por esas fechas bastantes regiones de España tenían un estado de desarrollo igual o inferior que Las Hurdes.

No debes perderte los productos y platos típicos de  la tierra, como la ensalada de limón, el cabrito asado y los quesos de cabra. Las Hurdes son también conocidas por el aceite afrutado o el polen, la jalea real y la famosa miel, con la que se realizan riquísimos postres como el "matajambre", buñuelos cubiertos con miel templada, o los "socochones", castañas pilongas cocidas a las que se añade leche, canela y sal; los huesillos, los mantecados... iSeguro que no puedes resistirte!

Alt

Adéntrate en la naturaleza

Una de las características habituales en el paisaje hurdano son los bancales. Como ya sabes, la comarca se extiende entre montañas y la tierra es poco fértil. 

Por estos motivos el hombre tuvo que ingeniárselas para cultivar alimentos e inventó los bancales, pequeñas terrazas donde sembraban frutales y hortalizas que permitía a cada familia poder subsistir. 

Muchas veces tenían que desplazarse hasta tierras salmantinas para conseguir tierra fértil que transportaban en burros para utilizarla en sus huertas. Fíjate en los escalones que dibujan los bancales en las laderas de las montañas, separados unos de otros por pequeños muretes de piedra. iImagina lo complicado que tuvo que ser para aquellos hombres con escasos medios ingeniar y construir este útil sistema!.

Pinos, madroños, alcornoques, robles, acebos y tejos, en menor medida, son algunas de las especies que verás a lo largo de tu recorrido por la comarca. 

En los ríos habitan las nutrias, los galápagos leprosos y aves como el martín pescador. Otros animales adaptados al paisaje montañoso hurdano son las cabras. También hay especies de caza y  aves en extinción como  los buitres. 

La comarca cuenta con varios árboles singulares: la Madroño de Guijarroblanco, en Pinofranqueado, un ejemplar monumental que mide 10 metros de altura; los Tejos del Cerezal, en Cerezal (Nuñomoral); y el Enebro de Las Mestas, en Las Mestas (Ladrillar). 

Por supuesto, uno de los mejores atractivos de Las Hurdes son los chorros de agua y las gargantas repartidas por la comarca. Realiza alguna ruta de senderismo y disfruta de ellos. Conoce la subida al Chorro de la Miacera, en El Gasco, o la del Meandro Melero, en Riomalo de Abajo, donde verás desde lo alto del mirador cómo el río dibuja en su recorrido una gran "s". 

No te olvides de otros miradores como el de Las Estrellas, en Casares de Hurdes o el de Las Carrascas, en Riomalo de Arriba, ni de otros saltos de agua como el del Chorro de Los Angeles, en Ovejuela. 

Recuerda que estás en un entorno en el que hay que tener cuidado y precaución: no arrojes basura al suelo y respeta a los animales y plantas.

Un viaje a través de la historia

Las Hurdes ya estuvo habitada en tiempos prehistóricos y, prueba de ello, son los petroglifos, unos grabados con formas geométricas que realizó el hombre sobre algunas rocas.

En Las Hurdes abunda la pizarra, roca arcillosa utilizada en la construcción de la casa tradicional hurdana. Tanto los muros como los tejados de las viviendas están fabricados con esta roca de color negro y gris oscuro. 

Al ser impermeable, protegía el interior de las casas aislándolas de la lluvia y de la humedad. Observa estas construcciones y verás cómo la casa hurdana es generalmente de una planta y escasa altura. 

Aparece unida a otras viviendas formando manzanas de calles estrechas y sinuosas que se adaptan al terreno abrupto. Se trata de una arquitectura sencilla, tanto por fuera como por dentro. 

Pasea por El Gasco, Fragosa, Martilandrán, Aceituna, Asegur, Riomalo de Arriba, Ladrillar, Avellanar, Ovejuela,... Son algunos de los municipios y alquerías que cuentan con interesantes ejemplos de arquitectura popular. 

Conocerás más sobre el modo de construir las viviendas y la distribución que tenían antiguamente si visitas el Centro de Interpretación de la Casa Hurdana, en El Gasco. Camina por otras localidades, como Casar de Palomero y descubrirás los barrios judío y árabe, con callejuelas estrechas y casas antiguas.

En el siglo XIII, San Francisco de Asís cruzó  las montañas hurdanas cuando iba camino  de Portugal. Quedó  tan sorprendido  por  la belleza del paisaje que ordenó la construcción del Convento de Los Ángeles, en Ovejuela. Solo se conservan algunos restos del antiguo monasterio y hay una ruta de senderismo que llega hasta allí. 

Alt

Sabías que...?

La ensalada de limón la inventaron los pastores hurdano,? es muy energética y servía para recuperar fuerzas después de una larga jornada en el campo. Entre sus ingredientes, además de limón, encontrarás naranjas, huevos fritos o cocidos, chorizo, ajos, aceite, sal...

Hay una ruta de senderismo donde podrás conocer los métodos tradicionales utilizados para la extracción del aceite, es la Ruta de los Lagares, cercana a Casar de Palomero.

En Las Hurdes hay un volcán, se trata del Volcán de El Gasco, en Nuñomoral, un Lugar de Interés Científico  (LIC). El cráter mide 50 metros.

Los artesanos de la comarca realizan sus obras con los materiales representativos de Las Hurdes. en El Gasco esculpen pipas de brezo y casitas hurdanas en miniatura. ¡Anímate a comprar algunos para regalar a tu familia!

El tamboril es un instrumento típico en Las Hurdes, el tamborilero alegra las fiestas y mientras una mano toca el tambor, otra hace sonar la flauta.

En Pinofranqueado se celebra todos los años, el último fin de semana de agosto, La Enramá, esta Fiesta de Interés Turístico empareja mediante sorteo y durante unos días a chicas y chicos de la localidad.

Más cosas que puedes encontrar en Las Hurdes

Alt

Las Hurdes

Buñuel llevó estas tierras al cine y poco queda de aquella imagen rural que "Tierra sin pan" transmitió en 1932. Las Hurdes ha sabido guardar la tradición de sus gentes, de su gastronomía, de sus...

Alt

Meandro el Melero

Si hay una imagen que identifica y representa el norte de la provincia de Cáceres esa es la del meandro El Melero. En el límite oriental de la sierra de Gata, dentro de la comarca de las Hurdes y...

Alt

El Cerezal. Valle de los Tejos

El carácter mágico que tradicionalmente se ha otorgado a las Hurdes se extiende también a sus paisajes y a su flora. En Extremadura quedan ya menos de 230 ejemplares de tejo de los cuales 56 se...

Alt

Chorro de la Meancera

En el norte de la provincia de Cáceres, entre el valle del Ambroz y la sierra de Gata, la comarca de las Hurdes reúne un conjunto de poblaciones, paisajes y alquerías con una personalidad y una...